Puertas Correderas

Los Mejores modelos al menor Precio

 

Tipos de puertas correderas

Hay diferentes tipos disponibles. Los principales estilos son:

 

 

 

Puertas Corredizas: Funcionalidad y Belleza

¿Quiere conocer los diversos tipos de puertas correderas y sus ventajas? Estas son la solución ideal si se está buscando ahorro de espacio. Además, son un sistema que tiene diseños muy atractivos y su uso es flexible, ya que permite ser colocado tanto dentro como fuera del hogar. En este sitio podrá conocer las características, ventajas y muchos otros aspectos sobre esta excelente opción para embellecer su hogar.

Las puertas correderas pueden ser de madera, vidrio, aluminio, de vinilo, materiales compuestos, o incluso de papel y madera (similares a las puertas utilizadas por los japoneses). Pueden ser pintadas, teñidas, o incluso tener un acabado de espejo que logrará un efecto óptico espectacular en cualquier habitación, brindando una sensación de amplitud.

 

Tres razones para cambiar a este sistema de Puertas deslizantes

 

1. Incrementa las opciones para decorar el interior de una habitación

Una puerta corredera le brinda total libertad para colocar los muebles y los objetos decorativos como lámparas, jarrones, obras de arte, etc. Esas pequeñas áreas cerca de las puertas ya no serán una limitación para crear el ambiente que se desea.

2. Optimizan el espacio útil de la casa

En promedio un sistema de puertas correderas puede devolver hasta un 8% de espacio desperdiciado a una casa. En lugar de gastar dinero en muebles o armarios para guardar las pertenencias, con este tipo de sistema los dueños pueden ampliar el espacio utilizable del hogar.

3. Mejora el diseño y ambiente del hogar

Estos sistemas de acceso usualmente están fabricadas con materiales muy resistentes. Además, su diseño le brinda elegancia y modernidad al ambiente hogareño. Los resultados estéticos son sorprendentes al no tener la contaminación visual de las puertas convencionales cuando están abiertas.

Las puertas correderas brindan muchas ventajas sobres las puertas convencionales. Incrementan el espacio útil, mejoran el estilo del hogar y en general brindan mayor libertad para modificar el diseño del hogar. Estas son elementos importantes del diseño contemporáneo.

 

 

Puertas correderas empotradas: integre la puerta a su hogar


 

Los principales tipos de puertas correderas que se utilizan son las puertas correderas empotradas y las montadas sobre la superficie de la pared. Ambas opciones tienen muchas ventajas, pero también presentan algunas desventajas que se analizarán a continuación.

A veces, especialmente en un proyecto de renovación, una puerta corredera montada sobre la superficie de la pared puede ser preferible. Al igual que con las puertas correderas empotradas, este tipo de puertas sólo puede ser instalado cuando hay suficiente espacio en la pared para colocarlas de forma continua. Además, no requiere abrir o modificar la pared para su instalación

Las puertas correderas empotradas

Una puerta corredera empotrada desaparece en un compartimiento en la pared adyacente cuando la puerta está completamente abierta. Estas puertas se utilizan para dar un efecto arquitectónico, o cuando no hay espacio para el giro de una puerta con bisagras. Por lo general, las puertas correderas empotradas viajan sobre rodillos suspendidos de una pista aérea, aunque algunos tienen pistas o rieles en el suelo. Dependiendo del ancho de la abertura que se desea realizar, existen dos versiones: una puerta estática y la otra móvil, y ambas puertas móviles. Esto dependerá del ancho de la pared, ya que las puertas correderas dobles requieren mucho espacio.

La instalación de una puerta corredera empotrada en lugar de una puerta con bisagras puede agregar un promedio de diez metros cuadrados de superficie a una habitación. Las puertas correderas empotradas fueron particularmente comunes en las casas victorianas y se utilizaron para cerrar áreas como las salas de estar. Sin embargo, como los gustos arquitectónicos fueron cambiando con el tiempo, muchos de estos fabricantes salieron del negocio. A pesar de esto, actualmente está mejorando el mercado debido al progreso de las técnicas para su fabricación, unido al crecimiento del mercado de condominios y residenciales que hicieron resurgir el interés en esta opción para ahorrar espacio.

Los usos de las puertas correderas empotradas en residenciales modernos incluyen: baños, armarios, cuartos de lavandería, oficinas y otros.

Principales desventajas de las puertas corredizas empotradas

Una desventaja a las puertas montadas sobre la superficie de la pared, es que tienen piezas escondidas dentro de la pared, lo que puede hacer que sea difícil reemplazarlas o repararlas cuando algo funciona mal. Arreglar el problema puede requerir la eliminación de la puerta y realizar una apertura en la pared.

Las puertas correderas empotradas protegen menos contra la luz, el sonido y el olor en comparación con una puerta con bisagras que encaja perfectamente en su marco y se cierra firmemente.

No se recomiendan para zonas húmedas donde las puertas se puedan llegar a abombar y dañar debido a la humedad del ambiente, o el equipo de deslizamiento se pueda herrumbrar por estas condiciones.

Si las puertas correderas son el único medio de acceso a una sala, en especial un cuarto de baño, deberán estar equipadas con un acceso de emergencia para permitir que los pestillos de las puertas que puedan abrir por la fuerza en caso de una emergencia.

Las puertas correderas empotradas son una gran opción si se tiene el espacio suficiente en la pared. La elegancia que le proporcionan a una habitación es muy grande, además de ahorrar espacio.

Puertas corredizas para salir al exterior


 

Las puertas correderas exteriores son muy comunes, pero algunos tipos son mejores que otros. Hay ideas falsas con respecto a este tipo de puerta, ya que a menudo las personas piensan que están disponibles en tamaños estándar y que las piezas se pueden cambiar entre las diferentes marcas.

Lo anterior no siempre es cierto, ya que algunas puertas correderas exteriores tienen 79-1/4 pulgadas de altura, mientras que otros tienen 79-3/4 pulgadas  de altura. Cada puerta es un poco diferente. Los fabricantes hacen un tamaño cerca del estándar, pero eso no implica que sean iguales o intercambiables.

Es importante conocer sobre las opciones y partes que las componen para así poder tomar la mejor decisión al momento de instalar una.

Puertas correderas exteriores de cuatro paneles

Estas puertas correderas para exterior están compuertas por 4 paneles de vidrio. Dos son fijos en su lugar con tornillos o clips y dos se puede deslizar de lado a lado, y son llamados “operadores”. Los operadores se pueden montar a la izquierda o a la derecha.

Por lo general, la puerta de la pantalla se desliza entre los paneles de vidrio en una pista central. Esto es bueno porque es protegido de la intemperie.

En una puerta corredera exterior de cuatro paneles, hay hojas separadas de vidrio en cada uno de los paneles que por lo general tienen un grosor de 5mm. En muchas ciudades, los códigos de construcción requieren que este cristal sea templado. Esto es importante en el caso de que alguien traspasara el vidrio accidentalmente o ser rompiera debido a algún golpe. Cuando el vidrio es temprano, este se fragmentará en fragmentos pequeños que no representan mucho peligro de corte. Una persona que por error traspase una puerta corredera de cristal no tendrá cortadas graves. Por lo general, las puertas correderas exteriores con más de 20 años de edad no tienen vidrio templado.

Los fabricantes utilizan tres tipos diferentes de cierres. Dos de ellos pueden ser embutidos en los paneles de las puertas y una es de montaje superficial sobre los paneles.

Las puertas correderas exteriores de 4 paneles suelen obtener sus propiedades aislantes del espacio de aire que existe entre los paneles. En tanto que los paneles estén sellados en el alrededor del perímetro y la estructura de soporte se instale correctamente, este tipo de puerta corredera exterior sellará bien y protegerá contra el frío del jardín.

En este tipo de puerta corredera de cuatro paneles, es común encontrar un material plástico entre cada uno de los paneles, con lo cual se rompe la transmisión del calor. Esto evitará que la estructura se caliente demasiado por el constante contacto con el sol.

Puertas correderas exteriores de dos paneles

Las puertas correderas exteriores de 2 paneles consisten en un panel de cristal fijo y otro de control que se desliza. Una puerta de membrana se suele instalar en el exterior.

Este tipo de puertas correderas exteriores se usan a menudo como aislantes térmicos. Muchas de estas puertas vienen con un doble cristal que encierran entre ellas un espaciador que no conduce el calor. Las más nuevas ofrecen gas argón entre los vidrios que ralentiza la transmisión del calor.

Un recubrimiento o película especial también se le aplica a los vidrios para que la pérdida de calor ser menor. Todas estas puertas tienen un vidrio templado de seguridad. Este marco tiene una rotura de puente térmico, al igual que las puertas correderas exteriores de 4 paneles.

Los paneles de este tipo de puertas correderas son más convenientes porque menos paneles tienen que deslizarse. También es más fácil de limpiar porque no hay paneles que desmontar.

El inconveniente es que el cristal térmico resulta caro. Si el cristal se rompe es costoso reemplazarlo. También hay problemas con el fallo en el sello. Si usted tiene una puerta de vidrio que siempre se ve turbia, no importa lo bien que limpie el cristal, es probable que los paneles tengan un fallo en el sello entre ellos. Si este es el caso, a menudo hay que reemplazar todo el vidrio.

Puertas correderas exteriores de tres paneles

Las puertas correderas de tres paneles tienen una puerta fija con un vidrio termal y dos paneles que se deslizan de vidrio templado. Este es el tipo menos común de puerta corredera exterior, pero resultan útiles cuando la opción de poner una puerta corredera de dos paneles no es posible debido al peso. Este estilo soluciona el problema al reemplazar un panel pesado por dos más ligeros.

Hay muchos tipos de puertas correderas exteriores. Es importante analizar el espacio del boquete y la función que necesite desempeñar la puerta corredera exterior para evitar problemas a futuro